Estatuas menhires y megalitos

¿Te gusta el misterio? Sal a descubrir los megalitos: dólmenes, menhires, estatuas-menhires, entre ritos y culturas, te daremos una precisión general para que le puedas dar riendas sueltas a tu imaginación. 

Una historia misteriosa

Nuestros dólmenes

De formato miniatura en comparación con los del Oeste de Francia, nuestros dólmenes te sorprenderán a la vuelta de una pequeña carretera o de un camino. Te asombrará el gran numero que hay en nuestro territorio, lo que le permite al departamento del Aveyron colocarse en primera línea al nivel Francés.

Un poco de historia

Los dólmenes, hecho de piedra y tierra, entre 3 500 y 2 500 años ante Cristo sobre emplazamientos precisos, son sepulturas de uso colectivo y reutilizables. Se pueden ver sobre todo sobre las mesetas calcáreas de los Causses y Avant-Causses. Son por lo general hechos de una o varias grandes losas que servía de cubierta y colocada a lo alto de otras piedras verticales que servían de soporte. El conjunto se completaba con una losa de cabecera instalada en el fondo del dolmen. Todo el edificio se solía recubrir por un montón de tierra y piedras, llamado túmulo, que también servía para mantener y proteger la construcción. Hoy en día, los túmulos has desaparecido en la mayoría de los dólmenes.

En nuestro territorio también, su carácter sagrado permaneció durante siglos e incluso milenarios, para luego pasar a ser el origen de veneraciones y leyendas. Quienes fueran los fundadores legendarios de los dólmenes, tenían un punto común: pertenecer al mundo de lo sobrenatural y de la magia.

VE a descubrir nuestros dólmenes y sus leyendas

¡No dudes en combinar deporte y exploración del patrimonio!

A pie:

- El Recorrido del Dolmen de Tiergues te permitirá conocer el dolmen más grande (clasificado como monumento histórico).

- El Recorrido de Saint-Jean d’Alcas a Mascourbeque te permitirá ver muchos dólmenes. El Gran Dolmen de Mascourbe (Saint-Félix de Sorgues) que desafortunadamente tenía fama de ser un lugar donde ocurrían sangrientos sacrificios; la leyenda dice que cada año un niño debía ser inmolado ahí.

En BTT:          

Si sigues el recorrido 2 de la base BTT "Buissières et dolmens", pedalearás hasta el dolmen de Tiergues y cerca del de Crassous cuyo apodo el “Ercoule”, nos recuerda que según la leyenda, fue el semidiós Hércules famoso por su fuerza sobrehumana quien edificó esa sepultura.

- Siguiendo el recorrido 4 de la base BTT "Causses y Vallées", pasaras cerca de los dólmenes del Causse de Nissac y de Hermilix.

Y también puedes descubrirlos en coche:

El recorrido de unos 35 km que se puede hacer en coche, o BTT, te permitirá acceder a los dólmenes de Tiergues, Foncouverte, Crassous, Boussac (2 dólmenes, entre los cuales uno aún conserva su túmulo).

Dolmen de CrassousDolmen de MascourbeDolmen de Tiergues

Nuestras estatuas-menhires

Llenas de símbolos y misterio, nuestras estatuas-menhires son consideradas como uno de los más curiosos secretos de la prehistoria. Pero, ¿Quiénes fueron realmente: dioses, héroes, divinidades?

La historia secreta de las estatuas-menhires

Esas obras prehistóricas están agrupadas a lo largo de los valles del Rance y del Dourdou, aunque sea difícil datarlas con precisión porque siempre se descubrieron fuera de cualquier contexto arqueológico, ellas nos llevan al pasado, 3500 - 2000 años ante Cristo, a una época marcada por las primeras sociedades agropastorales y el principio de la Edad de bronce. Encontradas al linde del bosque o junto a los ríos, marcaron el espacio quizás desempeñando el papel de hito a lo largo de las vías antiguas o prohibiendo el paso a territorios sagrados. Fue a partir de 1960, con la aparición de la mecanización agrícola, que se multiplicaron los descubrimientos.

Un abad apasionado

El Abad Hermet, originario de Mas Capelier en Saint-Izaire, apasionado por las antigüedades, fue el primero en denominar “estatuas-menhires” a esas piedras clavadas, grabadas o esculpidas que se parecían a estatuas. Identificó y estudió unas treinta estatuas-menhires esforzándose en describirlas, en encontrar su significado y en datarlas.

¡Qué estilo!

Esas estelas de arenisca (o también de granito o de esquito), esculpidas o grabadas como personajes masculinos o femeninos, miden en promedio 1,50m. Esas representaciones son bastante realistas como para reconocer los rasgos y atributos de esos personajes.

La cara es sistemáticamente representada por los ojos y la nariz, y a veces su contorno. Algunas presentan como tatuajes a ambos lados de la cara. El cabello es representado unicamente en las estatuas-menhires femeninas.

Los brazos, las manos y las piernas son casi siempre representados. En la espalda, los brazos se prolongan por un elemento particular dicho de “omoplato en forma de arco”. Los miembros inferiores más cortos, indican la posición de un personaje sentado.

Las únicas características sexuales representadas son los pechos e indican que el personaje es femenino.

Statue Femme (c)Hommes et Femmes de pierre de Michel MailléStatue Homme (c)Hommes et Femmes de pierre de Michel Maillé

atributos testigos de una Pericia…

Bajo la cara, el complemento a veces es representado por un collar de varios niveles, o de un collar formado por un colgante. Atributos de guerreros como flechas, arcos o hachas aparecen en la mayoría de las estatuas masculinas. Y en la parte media, se puede ver un tahalí que sostiene el “objeto” que podría ser asimilado a una hoja afilada, un puñal o una vaina de material trenzado.

VE a descubrir nuestras estatuas-menhires

Podrás descubrir obras artísticas que mezclan la belleza de los grabados y de las esculturas con el misterio de una cultura y de una religión desaparecidas.

Si eres deportista, el recorrido BTT del Bois Noir te permitirá ver la casa natal del Abad Hermet y la estatua-menhir del Mas Capelier.

Si eres senderista, a los alrededores de Saint Affrique, unas diez estatuas menhires fueron descubiertas, sus copias son colocadas cerca de donde se hallaron:

·     Bancanel, Bournac, Saumecourte, Rayssac (cuyo original está en la Maison de la Mémoire) en el municipio de Saint-Affrique.

·     Ardeliès, Mas Capelier en Saint-Izaire.

·     Maurels en el municipio de Calmels et le Viala.

Si te apasionan, las estatuas-menhires originales se pueden ver en los museos: la Maison de la Mémoire en Saint-Affrique, el museo de Saint-Crépin y una importante colección en el Museo Fenaille.

Statue-menhir Les MaurelsStatue-menhir de BournacStatue-menhir 2 de Saumecourte

Nuestros menhires

La “pèira plantada”, el occitano para piedra plantada, llamada por lo general Menhir.

Una historia poco conocida

La edificación de esas piedras se remonta a la alta antigüedad, fue atribuida, sin duda equivocadamente, a los druidas.

Su propósito no es claramente definido, sin embargo, es muy probable que desempeñarán un papel cultural. Serian como ancestros de las cruces de las misiones cristianas. Esas piedras también hubieran podido desempeñar un papel de amojonamiento.

Ve a descubrir nuestros menhires:

El otro "menhir" también se ubica en Roquefort, junto al Soulzon: ¿quizás sea un simple vestigio del derrumbamiento del Combalou en el que se habría grabado una cruz para convertirlo, por ejemplo en la Edad Media, en un hito para delimitar los municipios de Montclarat y de Tournemire? ¿O tal vez sea un antiguo menhir cual habría sido el objeto de cristianización como ocurrió con tantos otros? Esta piedra clavada constituye, en todo caso, un pretexto cautivante para tomar el camino que va al menhir y descubrir el valle del Soulzon.

Uno de los pocos menhires del Sur de Aveyron se ubica en la localidad de Pradeilles en el municipio de Roquefort-sur-Soulzon: la “pèira fioc”, el occitano de Piedra de fuego. Su etimología oscura le daría a esa piedra puntiaguda la particularidad de atraer hacia ella los rayos. ¿Mito o realidad?